6/12/2005

poema de La Dama de Shalott

Aún a riesgo de parecer pesada, voy a colocar aquí el poema de Lord Tennyson; el de la Dama de Shalott, éste es sacado de un libro (trae otros que ya pondré, porque también son artúricos). También podeis encontrar una traducción que hizo la tejedora y la colgó en su blog.
LA DAMA DE SHALOTT
I
A ambos lados del rio se despliegan
sembrados de cebada y de centeno
que visten la meseta y el cielo tocan;
y corre junto al campo la calzada
que va hasta Camelot la de las torres;
y va la gente en idas y venidas,
donde los lirios crecen contemplando,
en torno de la isla de allí abajo,
la isla de Shalott.
El sauce palidece, tiembla el álamo,
cae en sombras la brisa, y se estremece
en esa ola que corre sin cesar
a orillas de la isla por el rio
que fluye descendiendo a Camelot.
Cuatro muros y cuatro torres grises
dominan un lugar lleno de flores,
y en la isla silenciosa vive oculta
la Dama de Shalott.
Junto al margen velado por los sauces
deslízanse tiradas las gabarras
por morosos caballos. Sin saludos,
pasa como volando la falúa.
con su vela de seda a Camelot:
mas, ¿quién la ha visto hacer un ademán
o la ha visto asomada a la ventana?
¿O es que es conocida en todo el reino,
La Dama de Shalott?
Sólo al amanecer, los segadores
que siegan las espigas de cebada
escuchan la canción que trae el eco
del río que serpea, transparente,
y que va a Camelot la de las torres.
Y con la luna, el segador cansado,
que apila las gavillas en la tierra,
susurra al escucharla: "Ésa es el hada,
La Dama de Shalott".
II
Allí está ella, que teje noche y día
una mágica tela de colores.
Ha escuchado un susurro que le anuncia
que alguna horrible maldición le aguarda
si mira en dirección a Camelot.
No sabe qué será el encantamiento,
y así sigue tejiendo sin parar,
y ya sólo de eso se preocupa
la Dama de Shalott.
Y moviéndose en un límpido espejo
que está delante de ella todo el año,
se aparecen del mundo de las tinieblas.
Allí ve la cercana carretera
que abajo serpea hasta camelot:
allí gira del río el remolino,
y allí los más cerriles aldeanos
y las capas encarnadas de las mozas
Pasan junto a Shalott.
A veces, un tropel de damiselas,
un abad tendido en almohadones,
un zagal con el pelo ensortijado,
o un paje con vestido carmesí
van hacia Camelot la de las torres.
Y alguna vez, en el azul espejo,
cabalgan dos a dos los caballeros:
no tiene caballero que la sirva
la Dama de Shalott.
Pero aún ella goza cuando teje
las mágicas visiones del espejo:
a menudo en las noches silenciosas
un funeral con velas y penachos
con su música iba a Camelot;
o cuando estaba la luna en el cielo
venian dos amantes ya casados.
"harta estoy de tinieblas", se decía
la Dama de Shalott.
III
A un tiro de flecha de su alero
cabalgaba él en medio de las mieses:
venía el sol brillando entre las hojas,
llameando en las broncíneas grebas
del audaz y valiente Lanzarote.
Un cruzado por siempre de rodillas
ante una dama fulgía en su escudo
por los remotos campos amarillos
cercanos a Shalott.
Lucía libre la enjoyada brida
como un ramal de estrellas que se vé
prendido de la áurea galaxia.
Sonaban los alegres cascabeles
mientras él cabalgaba a Camelot:
y de su heráldica trena colgaba
un potente clarín todo de plata;
tintineaba, al trote, su armadura
muy cerca de Shalott.
Bajo el azul del cielo despejado
su silla tan lujosa refulgía
el yelmo y la alta pluma sobre el yelmo
como una sola llama ardían juntos
mientras él cabalgaba a Camelot.
Tal sucede en la noche purpúrea
bajo constelaciones luminosas,
un barbado meteoro se aproxima
a la quieta Shalott.
Su clara frente al sol resplandecía,
montado en su corcel de hermosos cascos;
pendían de debajo de su yelmo
sus bucles que eran negros cual tizones
mientras él cabalgaba a Camelot.
Al pasar por la orilla y junto al rio
brillaba en el espejo de cristal.
"tiroliro", por la margen del rio
cantaba Lanzarote.
Ella dejó el paño, dejó el telar,
a través de la estancia dio tres pasos,
vio que su lirio de agua florecía,
contempló el yelmo y contempló la pluma,
dirigió su mirada a Camelot.
Salió volando el hilo por los aires,
de lado a lado se quebró el espejo.
"Es ésta ya la maldición", gritó
la Dama de Shalott.
IV
Al soplo huracanado del levante,
los bosques sin color languidecían;
las aguas lamentábanse en la orilla;
con un cielo plomizo y bajo, estaba
lloviendo en Camelot la de las torres.
Ella descendió y encontró una barca
bajo un sauce flotando entre las aguas,
y en torno de la proa dejó escrito
La Dama de Shalott.
Y a través de la niebla, río abajo,
cual temerario vidente en un trance
que ve todos sus propios infortunios,
vidriada la expresión de su semblante,
dirigió su mirada a Camelot.
Y luego, a la caída de la tarde,
retiró la cadena y se tendió;
muy lejos la arrastró el ancho caudal,
la Dama de Shalott.
Echada, toda de un níveo blanco
que flotaba a los lados libremente
-leves hojas cayendo sobre ella-,
a través de los ruidos de la noche
fue deslizándose hasta Camelot.
Y en tanto que la barca serpeaba
entre cerros de sauces y sembrados,
cantar la oyeron su canción postrera,
la Dama de Shalott.
Oyeron un himno doliente y sacro
cantado en alto, cantado quedamente,
hasta que se heló su sangre despacio
y sus ojos se nublaron del todo
vueltos a Camelot la de las torres.
Cuando llegaba ya con la corriente
a la primera casa junto al agua,
cantando su canción, ella murió,
la Dama de Shalott.
Por debajo de torres y balcones,
junto a muros de calles y jardines,
su forma resplandeciente flotaba,
su mortal palidez entre las casas,
ya silenciosamente en Camelot.
Viniendo de los muelles se acercaron
caballero y burgués, señor y dama,
y su nombre leyeron en la proa,
la Dama de Shalott.
¿Quién es ésta?¿Y qué es lo que hace aquí?
Y en el cercano palacio encendido
se extinguió la alegría cortesana,
y llenos de temor se santiguaron
en Camelot los caballeros todos.
Pero quedó pensativo Lanzarote;
luego dijo: "tiene un hermoso rostro;
que Dios se apiade de ella, en su clemencia,
la Dama de Shalott".

19 comentarios:

G. J. Ulises dijo...

Hermoso poema... has oido la canción de Lorena McKeenit basada en él? Una maravilla...
Espero que actualices esto más a menudo... en mi juventud fui un fan devoto del mito artúrico y bien estará alguien que me recuerde esos datos y me ponga al día... Un bso.

La Dama Blanca dijo...

Loreena McKeenit, genial....ultimamente me estais dando muchos ánimos para seguir con el blog XD, muchas gracias!

a ver si le dedico un poquito de más tiempo

besos

LDB

G. J. Ulises dijo...

No, gracias a tí, que harías un trabajo estupendo. Y a las pruebas hay que remitirse...

Endakil dijo...

http://es.youtube.com/watch?v=di3l6x6V0_o

Que lo difrutes ;)

La Dama Blanca dijo...

Gracias cielo....esto anima a cualquiera.

Lizzy dijo...

Hola Dama blanca, eres todo un descubrimiento para mí. Yo soy algo parecida a tí, muy artúrica y prerrafaelista, algo parecida a la Anna de las Tejas Verdes.Sigue con tu blog, me estás haciendo revivir esa fantasía del pasado en la que estaba sumergida y ahora tenía algo olvidada. Besos

La Dama Blanca dijo...

Me alegro mucho Lizzy de que te guste, podrías abrirte un espacio y empezar a escribir, lo que se te vaya ocurriendo,así conocerte, siempre es grato ver lo que los demás piensan y compartir opiniones y gustos.

un beso

Demented Doll dijo...

Que preciosidad de poema.

La Dama Blanca dijo...

Hola Doll, la dama de shalott es especial....la verdad que sí.

cervatito dijo...

Hola a todos. Hace un par de días me dio por escuchar de nuevo a Loreena, y la primera canción fue "The Lady of Shalott"... simplemente fantástica!!! y poseído en ésa maravilla es como llegué a ésta maravilla de Blog.

Dama... una enorme felicitación por todo!!! y gracias...

S.

La Dama Blanca dijo...

Hola Cervatito, me alegra que te guste mi blog, a ver si lo retomo de una vez XD, demasiado trabajo, demasiados proyectos me quita mi tiempo...pero espero empezar a tener un poco más de libertad.

Me encanta la musica de Loreena Mckennith, sabe expresar las leyendas en su música (al igual que hacían los prerrafaelistas).

besos

Hani Ba'al Barqā dijo...

hola me enta este poema , la magia de exe mundo , me he arriesgado a copiarte el poema , sentia la encesodad de ke formara parte de mi
te dejo una dire
http://www.youtube.com/watch?v=7tfc7ZYt40s&feature=related

Anónimo dijo...

Me encanta el poema i la canción de Loreena Mckeenit!! gracias por poner el poema, lo estaba buscando :)

La Dama Blanca dijo...

Si que es mágico éste poema, me alegro que lleguéis a mi buscando cosas de la dama de shalott :)

Juntaletras dijo...

Me apena ver que este blog lleva mucho sin actualizarse :(

Alejandra dijo...

En la cancion "If I Die Young" de The Band Perry, tambien se hace referencia a este poema e incluso en el video la chica tiene un libro de poemas de Tenneyson mientras flota en el agua. & al final ponen el poema en pantalla.

La Dama Blanca dijo...

Junta de letras: ya llegará, ya llegará :)

Alejandra: interesante tu aportación, esto muestra que somos muchos los interesados en el tema, eso es bonito.

Un saludo a todos, y...que no actualice no significa que me olvide :)...solo que necesito tiempo para poder meditar las cosas, escribir por escribir no me gusta, necesito digerir y organizar las ideas antes...pero para eso necesito tener tiempo y ahora no lo tengo :_(

Anónimo dijo...

Hola Dama blanca! qué bonito tu blog! que bonito que te dediques a ayudar a nacer a la gente! Llegué a ti por el poema de la dama de Shalott y a él por la novela de Agata, Te cuento que hace poquitisimo me uni a un grupo: http://www.facebook.com/groups/215627118464853/ esta el desafio de escribir una historia sobre fantasia epica y creo que nos vendria muy bien tu presencia allí. Si te interesa unete. besos!
Natalia (Natrium Zeta en face)

Aprendiz de filósofo dijo...

Me alegro de que haya personas que no han olvidado la sabiduría de nuestros antepasados,y de que tú seas una de esas personas,Dama Blanca.
Tienes todo mi apoyo para que continúes con este blog cuando puedas y, si escribo algo, te lo mandaré para que lo añadas.
Yo también escuché la canción de Loreena y, buscando el poema, encontré tu blog. Sinceramente, me alegro de haberlo encontrado :)